Oriente 1

635.00

2019
Rotulador y bolígrafo sobre papel Bristol Plate
Obra única
50 x 50 cm

Solo quedan 1 disponibles

Descripción

El uso de máscaras es casi tan vieja como la Humanidad. Unas veces por gusto y otras por exigencias del guión, raro es el caso de la civilización o el individuo que no hayan estado en contacto con una lo largo de su vida. Desde las tribus perdidas de las islas del Pacífico hasta los superhéroes de los comics, y desde las representaciones teatrales de la Grecia clásica a las ahora ubicuas caretas de Anonymous, las máscaras nos han acompañado desde hace miles de años. Las máscaras ocultan nuestro verdadero ser, o pretenden hacernos pasar por otro. Puedes verlas en un baile ritual en la selva amazónica, en el Carnaval de Venecia, o en la actuación de un grupo de Ciberpunk. Intrigado por lo que ocultan, lo que pretenden, y lo que representan, Joaquín Rodríguez dibuja y transforma en ALTER todo tipo de ellas, desde las del folklore ancestral, a las de personajes de la cultura contemporánea, pasando por algunos nombres propios ilustres, y por sus propias creaciones fantásticas. En sus obras conviven tótems tribales con objetos biotecnológicos, deidades orientales, y personajes del cómic, cuya esencia e intenciones vemos sin que se revelen las verdaderas identidades.

En ALTER Joaquín Rodríguez lleva el Realismo al borde del Surrealismo, para hacernos reflexionar sobre la finalidad de la máscara, lo que pretendemos ocultar, y en definitiva sobre nuestra propia identidad.

joaquin rodriguezJOAQUÍN RODRÍGUEZ   (Madrid, España, 1985)             

Licenciado en Arquitectura, su relación con el dibujo empieza de forma natural y de la costumbre de copiar para aprender. Trabaja de manera independiente realizando encargos publicitarios para agencias como El Ruso de Rocky, Contrapunto BBDO o Estrés y clientes como Mahou, Atlético de Madrid o Amnistía Internacional.

Ha participado en ferias como Affordable Art Brussels en 2014, y realizado exposiciones, como en Espacio Camarote, o el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), antes de dedicarse casi por completo a su producción artística personal, en la que ha realizado encargos como el la intervención mural en la coctelería Salmón Gurú, del barman Diego Cabrera, en 2016.

Es un artista que dibuja todo lo que pilla y lo hace de forma magistral, a veces copiando la realidad, a veces dando una vuelta de tuerca a los personajes que retrata, para en un plano más hiperrealista que realista y con un dibujo a línea donde el rostro es el protagonista, darnos un mensaje que no acertamos muy bien a vislumbrar pero que desde luego nos llama la atención.

En todas las obras se deja ver su formación de arquitecto, pues no sólo domina el dibujo, sino los espacios en blanco, recreando formas que todos vemos pero que en realidad son espacios vacíos, conjugando de forma perfecta imagen y geometría. Iluminación intensa, contraste, y gesto, en perfecta armonía espacial y conceptual.

Es un artista que dibuja todo lo que pilla y lo hace de forma magistral, a veces copiando la realidad, a veces dando una vuelta de tuerca a los personajes que retrata, para en un plano más hiperrealista que realista y con un dibujo a línea donde el rostro es el protagonista, darnos un mensaje que no acertamos muy bien a vislumbrar pero que desde luego nos llama la atención.

En todas las obras se deja ver su formación de arquitecto, pues no sólo domina el dibujo, sino los espacios en blanco, recreando formas que todos vemos pero que en realidad son espacios vacíos, conjugando de forma perfecta imagen y geometría. Iluminación intensa, contraste, y gesto, en perfecta armonía espacial y conceptual.