New York Dolls

185.00

2017
Serigrafía en 2 tintas sobre papel de 150 gr
Edición numerada y firmada de 25 unidades
40 x 30 cm

Hay existencias

Descripción

“Tu mete en un Mustang del 72 a Marc Bolan, a los Stones y a MC5, pisa el acelerador y lánzalo contra un muro. Lo que saldría de ahí serían The New York Dolls. Hard rock de purpurina y heroína, actitud de barrio y amaneramiento de prostituta, 100% riffs vacilones. Chulos, grotescos y geniales los Dolls crearon un circulo de seguidores incondicionales en New York, que a pesar de su a priori escaso potencial comercial, propiciaron su primer contrato discográfico en 1973 (disco homónimo producido por Todd Rundgreen). El grupo de Johnny Thunders y David Johansen tomaron el Max´s Kansas City (mítico local rival del también mítico CBGB) durante 5 noches como cuartel general para desplegar todo su repertorio de chulería, provocación y buen rock delante de gente como Debbie Harry, Dee Dee Ramone o Richard Hell que recibieron el último empujón para crear la escena punk de New York pocos años más tarde. No habrías matado por estar ahí?” Alvaro P-FF

alvaro p ffÁLVARO P-FF (Madrid, España, 1973)

Formado en comunicación, comenzó su trayectoria profesional trabajando para Disney y en varios estudios de diseño y publicidad, hasta que funda, con su hermano el fotógrafo Juan Pérez-Fajardo, su propio estudio de diseño, The Fly Factory.

Sus ilustraciones y diseños, siempre relacionados con la música le han llevado a colaborar con artistas nacionales como Sabina, Bunbury, Pablo Alborán, Calamaro, L.A., M-Clan, o Los Coronas, y foráneos como Lana del Rey, The Long Ryders, Redd Kross, Jayhawks, o Lucinda Williams.

Con un estilo a caballo entre la estética callejera de los 80, la cartelería americana de los 90, y un cierto lenguaje modernista y art decó, Álvaro Pérez-Fajardo ha creado un estilo muy potente claramente identificable, que se ve de forma constante en prácticamente todos los acontecimientos musicales de peso en España.

Desde 2014 desarrolla su producción artística personal, con gran éxito comercial, en la que pone en práctica sus técnicas e influencias de siempre, pero con la libertad total de hacer algo propio que no está más que su servicio.